Tu Rincón

Quizás un destino ...


 

”El Orfi”, al que más tarde se le conoce como FUNDOMA, amaneció, según vosotros, los ex-alumnos más jóvenes, a otros métodos didácticos, hijos de los tiempos democráticos. Y ahora aboca a la transformación, bajo el abrigo del  SOMA, responsable de su destino futuro

Quizás un destino noble sería que alguno de esos edificios se dedicara a Comunidad Terapéutica y de Apoyo para mayores, ex -alumnos desfavorecidos o voluntarios y Centro Lúdico Cultural  para los jóvenes, sobre todo, hijos de los mismos o de los mineros, que precisen un apoyo y referente emocional u orientación cultural avanzada  en su discurrir vital.

Violeta Suárez