Viernes, 15 de abril de 2005. (El Comercio Digital A.Ventura. / Gijón)

Educación confirma la supresión de 20 aulas en la escuela concertada.

El recorte, ya definitivo, afectará especialmente a los colegios de Oviedo y de las cuencas el próximo curso En la pública, la mayoría de los concejos sufren recortes

El Principado recortará para el próximo curso un total de 20 unidades en la enseñanza concertada, según confirmaron anoche fuentes de la Consejería de Educación y Ciencia. El recorte de aulas afectará especialmente a los colegios de Oviedo y de las cuencas mineras. Se perderán once grupos en Secundaria y otros nueve en Primaria.

En Oviedo, los colegios afectados son la Inmaculada -que pierde un grupo de Educación Primaria (EP)-, Nazaret (-1 EP), Santa María del Naranco (que gana un grupo de EP y pierde otro de Secundaria), Fundoma (-1 ESO), Asunción (-1 ESO) y la Academia Llana, donde cerrarán un aula concertada de Formación Profesional.

En las cuencas mineras, las situación es muy similar. Los colegios langreanos Beata Imelda y Nuestra Señora del Rosario pierden un aula de Primaria cada uno, mientras que, en Mieres, están afectados el Lastra (-1 ESO), Santo Domingo de Guzmán (-2 EP) y Nuestra Señora de Covadonga, que tendrá un grupo de Primaria menos.

La situación de Lena es peculiar, ya que los dos colegios concertados del concejo (El Pilar y la Sagrada Familia) se fusionan. Entre los dos, se quedan sin un aula de Primaria y sin cuatro de ESO. Una situación muy distinta a la del San José, de San Martín del Rey Aurelio, que disfrutará de subvención para un aula de Infantil en setiembre.

En Avilés y Gijón la política de supresiones apenas se deja notar, caso importante en el caso del segundo concejo, en donde se desarrollaron numerosas manifestaciones y se propiciaron varias demandas contra el Principado por los recortes aplicados en 2001. En la Villa del Adelantado, el colegio Paula Frassinetti se queda sin un aula de ESO, mientras que en Gijón el recorte recae en las Ursulinas, que pierde un grupo de Primaria.

Asimismo, hay que añadir tres aulas menos de Primaria en el gijonés colegio Valmayor, que se fusiona con el Peñaubiña para crear un nuevo centro en Siero.

Se da la circunstancia de que EL COMERCIO adelantó estos recortes el pasado 22 de marzo, cuando se publicó la propuesta presentada por la Consejería de Educación a la comisión de conciertos. En esa oferta, se citaba la supresión de 22 aulas, en varios colegios que ahora efectivamente las pierden. Tan sólo se salva el San Fernando, de Avilés, que no figura en la nueva lista. Aquellos datos fueron desmentidos por el departamento de José Luis Iglesias Riopedre, que atribuyó la noticia a «filtraciones interesadas de la privada» y afirmó que «el recorte no será ni la mitad».

Tras la confirmación oficial, surgieron las primeras reacciones. El presidente de la Confederación Católica de Padres de Alumnos de Asturias, José Manuel Martínez Vega, apuntó que la política actual «dista mucho de la aplicada en 2001» y «entra dentro de lo razonable, ya que los recortes se deben a la falta de alumnos o bien a la regularización de temas puntuales».

No obstante, instó al Principado a devolver a la Inmaculada de Oviedo «todas las aulas suprimidas en 2001», ya que el centro dispone de una sentencia judicial, que anula la actuación del Gobierno regional.

Por su parte, el sindicato USO, mayoritario en la concertada, emitió un comunicado en el que valora «el cambio de actitud de la Consejería», aunque resalta que los centros pueden verse afectados por «una pérdida de empleo y un incierto futuro».

Por otra parte, USO recuerda que para el próximo curso «Asturias será prácticamente la única comunidad del Estado que no tendrá conciertos plenos en Educación Infantil y todo ello porque nuestro consejero, saltándose a la torera el calendario de aplicación de la LOCE y según palabras textuales, sigue esperando las 'garantías' de financiación del Gobierno Central», apostilla.

Más en la pública

Pero la red concertada no será la única que sufra los recortes. La Consejería de Educación entregó ayer a los sindicatos la propuesta oficial provisional para la escuela pública, de la que se desprende la desaparición de más de un centenar de unidades, «55 en Infantil y Primaria y 58 en Secundaria», según un informe elaborado por el sindicato ANPE.

En Primaria, Oviedo asume el mayor recorte, con nueve menos, seguido de Mieres (-6) y Gijón (-4). La propuesta es tan amplia que afecta a 32 de los 78 concejos asturianos. En Secundaria, la situación es muy similar: de los 94 institutos que se contabilizan en Asturias, 50 pierden alguna unidad.

Ante esta situación, llovieron las críticas. Gumersindo Rodríguez, de ANPE, manifestó ayer su «más enérgico rechazo a cualquier recorte» y exigió la disminución del número de alumnos por profesor. Beatriz Quirós (SUATEA) criticó «la descoordinación de la consejería, por acusar a los sindicatos de mentir cuando utilizaban datos oficiales». Maxi Fernández (UGT) censuró «que se supriman unidades sin saber la matrícula para el próximo curso» y CC OO pidió «un verdadero compromiso con la pública, que favorezca la estabilidad de la escolarización y de las condiciones de trabajo del profesorado»..