Martes, 12 de abril de 2005. (El Comercio Digital Ana Fernández Abad / Oviedo)

URBIS CONSTRUIRA 150 VIVIENDAS EN LOS TERRENOS DEL FUNDOMA A PARTIR DE 2006.

La empresa prevé realizar tres bloques de cinco alturas y tres unifamiliares El proyecto incluye una zona de juegos para ofrecer «un entorno acogedor»

Cinco parcelas, divididas en dos para vivienda en altura y tres para chalés unifamiliares. En total, 150 viviendas libres de nueva construcción situadas en la falda del Naranco. La Junta de Patronato de la Fundación Docente de Mineros Asturianos (Fundoma) adjudicó la semana pasada 15.000 metros cuadrados de suelo a la empresa Urbis, que comenzará a construir en Prados de la Fuente en junio de 2006. La empresa adelanta que seguramente edificará tres bloques con cinco alturas en un espacio de 13.962 metros cuadrados. A esto hay que sumar las tres casas individuales que se levantarán en los 900 metros cuadrados restantes. La obra se acometerá en tres fases, con plazos siempre en función de la demanda. Del interés despertado por la obra dependerá también el precio de los pisos. Zonas verdes Los responsables de Urbis sostienen que su objetivo es «seguir haciendo vivienda de calidad de una manera acorde con la zona». Por eso se van a cuidar especialmente la planificación de sus construcciones, para crear «un entorno acogedor». Acorde con esa mentalidad, se plantean la construcción de una zona de juegos infantiles y otras equipaciones que logren «un espacio bonito y de calidad, respetando las zonas verdes». El mayor atractivo que Prados de la Fuente presenta para la promotora es su proximidad al centro: «Es una de las pocas zonas en las que se puede pagar un precio asequible por una casa nueva desde la que se pueda llegar al centro andando. Estudiamos mucho el tema y comprobamos que el ovetense valora mucho poder caminar hasta la zona comercial», explicó uno de los responsables de la empresa. Asuntos pendientes El entorno también responde a los planteamientos de la constructora: tiene vistas al Naranco y la creación de la Ronda Norte será positiva para el lugar. Todavía no ha salido a la luz quién será el arquitecto de los edificios y la empresa no tiene claro si habrá o no bajos comerciales. Urbis tampoco desvela por cuánto dinero adquirió los terrenos del Fundoma, que le fueron adjudicados por presentar «la oferta más económica». La Consejería de Cultura ejerce un protectorado sobre la institución docente y está pendiente su visto bueno a la urbanización. El Fundoma ha llevado a cabo otras ventas importantes en los últimos meses: 1.300 metros cuadrados y un edificio situado en Villamanín pasaron a manos de la compañía canaria Inmuebles Guanarteme, que planea construir una residencia-balneario en la casa, edificada en 1946.

La institución ha sacado a la venta los terrenos que posee en Prados de la Fuente. Una operación que podría suponer una inversión para las resentidas arcas de la institución de más de seis millones de euros. El dinero servirá, según la gerencia, para mejorar los pabellones de la fundación. El paso será previo a la firma de un convenio con la Consejería de Vivienda y Bienestar Social, que permitirá destinar parte de las instalaciones como residencias para personas mayores..