La Junta de Patronato de la Fundación Docente de Mineros Asturianos (Fundoma) aprobó en la reunión mantenida el jueves por la tarde adjudicar los 15.000 metros de suelo de que dispone en la urbanización de Prados de la Fuente a la mejor oferta económica de las 11 que concurrían, la presentada por Urbis. Lo que no trascendió es el precio que la constructora ofreció a cambio del suelo, que la institución prevé que esté urbanizada en setiembre. A partir de entonces, la empresa podrá comenzar a construir los bloques de pisos, de un máximo de seis alturas, en 13.962 metros cuadrados. En todos los casos, se trata de vivienda libre. Los 1.000 metros cuadrados restantes están reservados para tres viviendas unifamiliares.

De momento, el visto bueno es «provisional», como subrayó el gerente del Fundoma, Dimas Suárez. La adjudicación definitiva está pendiente de la Consejería de Cultura, que ejerce el protectorado de la institución docente.

Los terrenos forman parte de la operación urbanística de Prados de la Fuente, situada en la falda del Naranco, en cuya junta de compensación está presente el Fundoma con un 11,41% de la participación. El movimiento de tierras y los primeros trabajos de urbanización ya comenzaron en octubre.

Nueva operación

No es la única enajenación de patrimonio que ha cerrado la fundación. Hace aproximadamente «mes y medio» llegó a un acuerdo con Inmuebles Guanarteme, sociedad con sede en Las Palmas de Gran Canaria, para la venta de la finca de 1.300 metros cuadrados y el edificio que poseía en Villamanín. Su propietario, natural de la localidad leonesa pero afincado en las islas, tiene la intención de transformar en residencia-balneario el bonito pero desvencijado edificio de 1946, que en su día se dedicó fundamentalmente a la realización de campamentos infantiles y juveniles. Tampoco en este caso trascendió el precio de la operación.

 

 

La formación ocupacional se inicia este mes

 

La formación reglada de la Fundación Docente de Mineros Asturianos (Fundoma) irá perdiendo peso gradualmente hasta su desaparición. El próximo curso sólo impartirá tercero y cuarto de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) y el siguiente, sólo el último curso. 

Sin embargo, ya ha preparado el recambio y comenzará a impartir formación ocupacional. El gerente del Fundoma, Dimas Suárez, confirmó ayer que este mismo mes se iniciarán los cursos de Cocina -650 horas-, Jardinería -530- e Informática -más de 200 horas-, que el INEM destina a parados.