Ultimada la venta de Villamanín.

Los terrenos de Prados de la Fuente no son las únicas propiedades que la fundación ha sacado a la venta. También ha decido enajenar la finca y el edificio, de unos 1.300 metros cuadrados, que posee en la localidad leonesa de Villamanín. Según explicó Dimas Suárez, la finca ya tiene un "adjudicatario provisional", a la espera del visto bueno de la Consejería de Cultura, que ejerce el protectorado de Fundoma.

La venta supondrá unos beneficios aproximados de "400.000" euros, que se invertirán en la rehabilitación de las instalaciones del Naranco. El edificio de Villamanín data de 1946 y presenta un estado de deterioro elevado, explicó el gerente. La finca se alquila durante los meses de verano para la realización de campamentos infantiles y juveniles. Ésta no es la primera vez que la fundación intenta vender el inmueble, que presenta un elevado coste para su correcto mantenimiento.